Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘relatos’

DSC_0423

a lomos de este brazo gigante, esqueleto con piel de alga prehistórica, disecada, perentorio.

Cabalgando su piel de escama plateada, sobre su acolchado vientre palpitante, sobre el húmedo azul y el itinerante verde

DSC_0338

…hasta el anochecer

Anuncios

Read Full Post »

s e g u n d a piel

Cuando besas se eriza la piel hasta doler.

Y si jugamos al roce de tu aliento sobre mi boca, se cauteriza hasta evaporarse,

célula tras célula.

No queda sino un vapor ligero que asciende idiotizado hasta perderse. Una

segunda piel

preparada para abrasarse. Una

risa parda

abnegada de mordiente, la

lengua serpiente

encharcada de amor veneno, ese agua polvorín rosácea con fragancias rizadas al viento,

labios calcinados

esperando que

un último y valiente beso

los sumerja en el

océano,

el terrible vacío en que nos adentramos.

(más…)

Read Full Post »

(…) Fumamos. Tosía. Posé en tu mano, sobre tu piel, la carta del atrevimiento. En ella había dibujados dos cuerpos, uno bocabajo, otro asentado sobre su cadera con las manos extendidas sobre la espalda. Era una carta meditada, un as en la manga. Aunque sabías que era un farol, aceptaste. Te atreviste a utilizarla.

Apostamos, nos apoltronamos. Tu espalda me sedujo el arte desfallecido. Te estremecías. Fallecías de súbito instante en roce súbito instantáneo de mis dedos rocinantes. Arte pueril. Arte cavernícola.

Allí quise. Moldeada piel, manos estiradas, sortilegios, velas, sensibilidad de vello deleitado, bajo tus trenzas tu cuello, tu nuca de aro entre dos manos uniendo sus dedos gemelos.

Me acerqué a tu oreja cubierta de cabello, en donde habías instalado un colgante hecho de tus laboriosas y algo rudas manos. Susurré en tu oído un beso sordo, un golpe en la aldaba oculta de tu puerta.

Me sumergí hasta tu mejilla, hundida en los almohadones, la besé, la condené a levantarse, erigirse en favor de mi vencimiento o volverse del otro lado en perjuicio de mi oferta, salvaguardando tu duda. “No me esperaba esto”, dijiste. “Lo siento”. Acariciaste mi cabeza y eso me gustó por entero, sustituible velada (…)

Extracto de Trenes Fugaces

Read Full Post »

en la media cara…

210-sandía_montaje…de una sandía roja, metimos los morros devorando lo que no hallábamos.

En la media cara de una sandía roja ultrajada, liberamos nuestra la ansiedad como quisimos, devorando aquello que no nos importaba.
 
Y las negras pepitas ovaladas
saltaban como chispas incandescentes a nuestras mejillas.
 
Se sonrojaron más. Y se hicieron más profundos tus hoyuelos de sonrisa.
 
Pero no te veo en tu saciedad. Y tú no me ves en mi escondido placer.
Así son tus paredes.
Así tu interior.
Como rojas, los muros de esta fruta.
Como oculto sus pepitas.
Negro como ellas quizás. No lo sé, si amargo como ellas también.
Tus paredes sí son dulces y húmedas.
Y me hacen salivar cuando tengo sed, o ansia de sed, y decido probar.

Read Full Post »

Todo y nada

Todos los mensajes que no te he mandado.

Todas las noches en que he deseado llamarte y no lo he hecho.

Días enteros sin saber de ti.

Abrazos que no te he dado.

Y besos que ni siquiera te rozaron.

Todo se resume en un deseo que se hace más fuerte cuanto mayor es la ausencia.

Verte de nuevo.

Read Full Post »

calma calima

Arena y recuerdo.  Oleadas de polvo descontrolado y salvaje hiriendo la piedra anciana, señora del tiempo, ávidamente erigida en el oscuro día.

Ni primavera ni verano, ni esto ni aquello, lo uno o lo otro. El punto medio, también el crítico, el allí, el aquí, la lucha entre el ciclón ártico y la calima africana. Empuje de fuerzas, elementos que irremediablemente tienden a unirse. Conexiones, sincronías, coincidencias, concurrencia, sencillez elemental.

DSC_0349

Como tú y yo. Como un beso engulle otro, tu cuerpo y el mío arremolinándose, viento y arena, polvo árido en medio del oasis de saliva y jugo, frescura de boca en busca de otra boca, esponja y alivio, olvido y recuperación, compañía sincera, lentamente, progresivamente intensa.

Read Full Post »

Cuando tú respiras yo sueño…

Sueño con el deseo loco de paz en el movimiento, blanca mordedura en tus labios graves gravitatorios.

Un leve ademán tuyo es un imaginario de ideas giratorias, concéntricas, voraces, ávidas en mitad de la calma. Como cuando se desata un remolino en aguas tranquilas sin aparente causa.

Una sonrisa tuya fertiliza mi cuerpo con la suavidad del aleteo de una mariposa, escalofrío sordo que relampaguea por dentro.

Read Full Post »

Older Posts »